El perfil del desarrollador web se afianza en empresas de diferentes ámbitos y sectores con una empleabilidad del 94%

/COMUNICAE/

Muchas empresas encuentran problemas a la hora de completar sus equipos con un desarrollador web ya que han adquirido sus conocimientos mediante formaciones intensivas que no ponen en práctica los conocimientos adquiridos en entornos reales de trabajo. Hasta ahora la demanda de desarrolladores se ha centrado en empresas del sector tecnológico, sin embargo, cada año son más las empresas que apuestan por contratar esta figura, según los expertos de The Valley

Contar con desarrolladores web a nivel interno aporta múltiples beneficios a las empresas. Desde innovar en la carta de presentación de productos y servicios, hasta la expansión del negocio a otros mercados de interés. Por ello, la incorporación de esta figura a la empresa permite un ahorro de costes, al no tener que externalizar ciertos servicios, y una innovación constante que ayudarán en la digitalización y la modernización de la compañía a la hora de ser más competitivos.

Por este motivo, ya no solo las empresas del sector tecnológico demandan estos perfiles, sino que compañías de cualquier sector están empezando a contratar desarrolladores, aumentando la empleabilidad de estos profesionales hasta un 94%. Además, en la actualidad se pueden encontrar más de 50.000 ofertas de trabajo dirigidas a desarrolladores, con salarios de 40.000€ de media, según el informe sobre el Estado del mercado laboral en España realizado por Infojobs y Esade en 2021, lo que también supone una oportunidad para jóvenes que buscan empleos que les permitan aumentar su nivel de vida.

Hasta ahora, la demanda de desarrolladores ha sido en gran parte cubierta por perfiles formados de manera intensiva en bootcamps, una solución necesaria, pero no suficiente para las empresas que demandan estos perfiles. Esta fórmula de aprendizaje no aporta la práctica suficiente para luego desenvolverse en la empresa. Gedeón Domínguez, director de proyectos del Máster en Desarrollo Web: Full Stack de The Valley señala que «al final son profesionales que no están preparados para trabajar en proyectos reales, pues se dedica mucho tiempo a tener que formarles una vez se incorporan a las compañías y eso les resta valor profesional».

Ante esta situación, escuelas como The Valley han preparado un máster que le da la vuelta a la metodología utilizada hasta ahora y ha creado el Máster en Desarrollo Web: Full Stack basado en la práctica real y supervisada por profesionales en activo «Todo el que sale de un bootcamp es como el que sale del examen de conducir, necesita practicar mucho. En The Valley, además del conocimiento, damos clases en entornos reales para que el alumno sea capaz de salir con garantías al mercado laboral», indica Manuel Fosela, profesor de The Valley. 

Estos perfiles serán muy demandados en los próximos años según el último informe de empleabilidad de la ONTSI de la Comisión Europea, ya que se busca duplicar el número de empleados en esta y otras áreas tecnológicas antes de 2030. El motivo es que la figura del desarrollador será imprescindible en empresas de cualquier sector que quieran tener unos procesos digitales en constante evolución y disfrutar de las ventajas que aportará al crecimiento de la compañía:

Contar con mayor seguridad en sus sistemas. Tener a un experto en desarrollo es garantía de seguridad en los procesos digitales de una empresa, desde los más sencillos hasta los más complejos. Y es que un perfil con una formación completa en desarrollo será capaz de asegurar los datos de la empresa, actualizar los servidores en la nube y garantizar la capacidad de los sistemas para obtener el máximo rendimiento. Este mayor control sobre los datos que maneja una empresa, tanto a nivel interno como de clientes será clave para garantizar su protección, y hacerlo in house permitirá implementar estándares elevados.

Desarrollar productos a medida. Otra de las ventajas de contar con un desarrollador en el equipo es que tendrá un mayor conocimiento de la actividad de la empresa y esto permitirá crear productos a medida que se adapten al entorno real y al trabajo diario de la compañía, optimizando el rendimiento de los equipos y de las herramientas utilizadas.

Innovación y crecimiento asegurado. Asegura el crecimiento digital de la empresa. Hoy la tecnología cambia muy rápidamente, por lo que aplicará sus nuevos conocimientos, nuevas tendencias y herramientas más adecuadas para cada caso y adaptará los programas ya creados a las nuevas necesidades o situaciones que vayan surgiendo. La innovación en tecnología es crucial y puede traducirse en mayores ingresos para las empresas, por lo que estas figuras son claves para lograrlo.

Eficiencia y optimización de los recursos. Una de las grandes premisas de las empresas es la productividad y la eficiencia, por ello contar con un desarrollador web ahorrará mucho tiempo en la puesta en marcha de los proyectos internos. Asimismo, gracias a su perfil híbrido, además de realizar sus funciones en la web, cuentan con habilidades para buscar soluciones de otro ámbito y solucionar procesos y tareas repetitivas.

Fuente Comunicae


Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico