Climatización de coche a punto: 10 consejos de Talleres Murillo

/COMUNICAE/

Con la llegada de las altas temperaturas es necesario asegurar el buen funcionamiento del aire acondicionado en los vehículos y poder disfrutar así de un trayecto cómodo y seguro

El verano está cada vez más cerca y es muy importante cuidar el sistema de climatización de los vehículos. Conducir en un ambiente fresco y adecuado es más seguro para el conductor y los ocupantes, por eso, hay que asegurar que el aire acondicionado esté en perfectas condiciones. Desde Talleres Murillo, especialistas en la revisión de climatización de coche, explican 10 consejos básicos a seguir para garantizar una conducción confortable y segura:

  1. Revisiones periódicas. Es recomendable realizar, al menos, una revisión del aire acondicionado al año o cada 20.000 kilómetros. Según los expertos, lo ideal, es adelantarse a las altas temperaturas y realizar esta revisión durante los meses previos al verano. Así se dispone de más tiempo en caso de que haya que hacer alguna reparación.
  2. Filtro aire acondicionado. Cambiar el filtro del aire acondicionado siguiendo los consejos y recomendaciones del fabricante del vehículo para evitar posibles averías. Es muy importante realizar este cambio ya que su mal estado hará que el sistema de climatización trabaje más, y, por ende, aumentará el consumo de combustible.
  3. Nivel del refrigerante. El refrigerante es el líquido que circula a través del sistema de climatización y absorbe el calor del aire que entra en el evaporador. Si el refrigerante está en un nivel bajo, el sistema no funcionará correctamente y puede provocar daños en otros componentes del vehículo.
  4. Encender el aire acondicionado en invierno. Es aconsejable arrancar el sistema de aire de forma habitual, incluso en invierno. Si el compresor del sistema está varios meses sin funcionar puede averiarse por la inactividad.
  5. Limpieza exterior. Las entradas de aire exterior como el ventilador, compresor e intercambiador deben estar siempre limpias y libres de impurezas. Así se garantiza un circuito correcto del sistema.
  6. Canalizaciones del sistema. También es necesario garantizar que las tomas de aire del interior del vehículo estén limpias y no exista ningún tipo de obstrucción en el flujo del sistema. Si las canalizaciones están obstruidas, perderán eficacia y no se conseguirá enfriar de manera óptima.
  7. Evitar temperaturas demasiado bajas. El sistema de aire acondicionado debe proporcionar una temperatura ambiente agradable dentro del coche. Si se enciende a temperaturas muy bajas, puede influir en un mayor consumo de combustible, empañar los cristales e incluso provocar problemas de salud al conductor y ocupantes del vehículo.
  8. Revisiones profesionales. Acudir a un taller especializado en caso de notar un mal funcionamiento del sistema de aire o un mal olor en los conductos. En ocasiones, intentar arreglarlo de manera autónoma sin experiencia, puede provocar mayores averías.
  9. Protección solar. Durante los meses de verano con altas temperaturas, lo ideal es intentar aislar, en la medida de lo posible, el vehículo del calor. Aparcar a la sombra o utilizar elementos de protección como parasoles o cortinillas. De esta manera, se conseguirá reducir algunos grados la temperatura interior y una vez se encienda el aire acondicionado, enfriará antes.
  10. Carga del gas refrigerante. Revisar la carga del gas refrigerante en un taller profesional es indispensable. Allí medirán los niveles óptimos para evitar las fugas y asegurar un buen rendimiento del sistema.

Fuente Comunicae


Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico