Carolina Iglesias: «Me echaron de un programa porque no querían dos chicas, después gané un Ondas con otro presentado por dos mujeres»

/COMUNICAE/

Quince mujeres de diferentes ámbitos de la sociedad desvelan si han sufrido situaciones de desigualdad, cuáles son sus referentes femeninos o qué significa para ellas el 8M en un evento organizado por la Agencia de Comunicación Trescom

«Me echaron de un trabajo porque no querían a dos chicas presentando; dos años después gané un Ondas con un programa conducido por dos mujeres». Carolina Iglesias, más conocida como ‘Percebes y grelos’, se sincera sobre sus malas experiencias laborales, marcadas por el machismo y el menosprecio a la mujer. El testimonio de esta presentadora, guionista y cómica forma parte del especial #8MMásjefas que la agencia de comunicación Trescom ha preparado dentro de su proyecto de Responsabilidad Social Corporativa, «Yo, jefa», para fomentar el liderazgo femenino entre las niñas y adolescentes y combatir los condicionantes que impiden a las mujeres llegar a puestos de responsabilidad.

Quince mujeres de diferentes ámbitos de la sociedad, desde la empresa hasta la ciencia pasando por la cultura y el deporte, desvelan si han sufrido situaciones de desigualdad frente a los hombres, cuáles son sus referentes femeninos o qué significa para ellas el 8M. Lo hacen en videos de corta duración publicados en la web y redes sociales de «Yo, jefa» para aportar su granito de arena a la lucha por alcanzar la igualdad poniendo el foco en los logros femeninos de los últimos años y sus grandes desafíos.

La lista se completa con: Nazareth Castellanos (neurocientífica), Sara Lolo (jugadora de hockey), Isabel Arrizabalaga (directora de la empresa Ingeteam en México), Noah Pharrell (fotógrafa y directora de arte), Bárbara Quesada (periodista deportiva), María Gámez (directora de la Guardia Civil), Goize Blanco (actriz), Claudia Tecglen (psicóloga, comunicadora y presidenta de la asociación Convives con Espasticidad), Eva Isanta (actriz), María Lafuente (diseñadora de moda), Carme Ruscadella (chef con tres estrellas Michelin), Clara Alvarado e Ichi Segovia, (componentes del dúo musical Biuti Bambú) y Mercedes Águeda (responsable de Recursos Humanos de Capgemini España).

Experiencias en primera persona
Si bien Carolina Iglesias tiene presente las situaciones de desigualdad que le han afectado, en el otro lado de la balanza, ha hablado de las mujeres que le han inspirado en su trayectoria. Desde su madre y su abuela, hasta la periodista Julia Otero, con la que trabaja actualmente en el programa ‘Días de tele’ de TVE. Carolina cree que el 8M es un día de reflexión que debe servir para coger fuerza y seguir luchando por las mujeres el resto del año.

La sinceridad es el denominador común de estas quince mujeres, que recuerdan con perfecta claridad situaciones en las que el machismo estaba presente y les afectó a nivel profesional o personal. Es el caso de la fotógrafa de moda Noah Pharrell, que en realidad se llama Nerea, pero decidió buscarse un nombre artístico ambiguo para que la tuvieran más en cuenta a la hora de contratarla y, aun así, siguió viviendo momentos dolorosos. «Hubo situaciones trabajando en Alemania en las que llevaba mi propio equipo y viajaba con mi agente y, siempre, antes de saludarme o considerarme siquiera la fotógrafa, era vista como la asistente», afirma.

Noah señala, sin duda alguna, como su referente a la artista y directora de fotografía Petra Collins, por la reinvención que ha hecho de la foto con mirada femenina y anima a todas las mujeres a salir a la calle los 8 de marzo para luchar por sus derechos y los de generaciones venideras.

La directora general de la Guardia Civil, María Gámez, se declaró feminista en su discurso de toma de posesión en 2020. Allí, no se le escapó que algunos de sus compañeros la miraron con recelo por ser la primera mujer de la historia en dirigir la Benemérita: «He tenido que oír que soy directora de la Guardia Civil porque necesitaban un florero. No por mi valía ni experiencia».

Puede que, por esa necesidad de demostrar su capacidad en un mundo de hombres, su referente femenino sea Victoria Kent, la primera directora general de prisiones de España, nombrada durante la II República y que abrió un camino a las que le sucedieron. Para la directora general de la Guardia Civil, el 8M es un día para reivindicar todo lo que les falta por conseguir a las mujeres en el mundo.

Bárbara Quesada, periodista deportiva de LaLiga, tuvo que soportar comentarios denigrantes en las redes sociales durante la pandemia cuando narraba los partidos con sus compañeros. «Los comentarios en los videos en los que yo salía eran: ‘¿Qué hace una mujer hablando de fútbol?’, o ‘La mujer no sabe nada’», asegura. Su modelo a seguir es una colega de profesión: Andrea Segura, narradora en DAZN y periodista en La Sexta, por su buen hacer y compañerismo, y porque la anima a luchar cada día. Por eso, para ella el 8M es la mejor manera de reivindicar sus derechos a través de la protesta activa y la reflexión.

Relatan situaciones más físicas, que pasan los límites del menosprecio verbal, la actriz Goize Blanco y las componentes de Biuti Bambú. A Goize le pasó en un rodaje: «Un señor me agarró de los hombros. No para zarandearme, sino para decirme: ‘No, ponte aquí’. ‘Pum’. Y me movió. Eso es algo que no se lo harían a un hombre. Desde luego a mi compañero no se lo hicieron». Las actrices Natalia Mateo y Virginia Riezu son dos de sus grandes referentes femeninos en el mundo de la interpretación y el 8M significa para ellas un «despertar» de la mujer frente a las injusticias machistas.

A Clara Alvarado, cantante de Biuti Bambú también le ocurrió un episodio desagradable en el trabajo: «Me cogió un señor de la capucha del abrigo en plan ‘Ey, ven’. ‘¿Perdón? Me acabas de pegar un tirón’. Son cosas que te hacen sentirte cero valorada». Para su compañera de grupo, Ichi Segovia, todas las mujeres que forman parte de su vida son sus referentes personales, pero, a nivel profesional, se queda con Janis Joplin, Nina Simone o Amy Winehouse. Además, para ambas cantantes, el 8M es un día de empoderamiento y orgullo.

Los referentes femeninos son importantes para las mujeres al ver en ellas la estela a seguir y el camino a trazar para las que vienen detrás. Por ejemplo, a la neurocientífica Nazareth Castellanos le influyó mucho profesionalmente la física y química Marie Curie, «por su tenacidad y curiosidad infinita en un mundo que entonces solo era de hombres». En su caso, las situaciones de desigualdad profesional no se han dado, salvo cuando tuvo a su hija, al sentir que la baja por maternidad era insuficiente. En cuanto al significado del 8M, cree que es un día para ejercer la libertad de expresión y para poner los pilares de una sociedad más justa.

A la actriz Eva Isanta le han enriquecido todas sus compañeras de trabajo: «Siempre decimos que las mujeres competimos, y más en mi profesión, pero eso no es verdad. Me he encontrado con compañeras maravillosas que han sido amigas y referentes». La brecha salarial ha ensombrecido alguno de sus trabajos al enterarse de que había cobrado menos y vive intensamente el 8M pidiéndose el día libre (cuando le dejan) para participar en las manifestaciones. 

Otras, como la jugadora profesional de la OK Liga de hockey sobre patines femenino Sara Lolo, creen que queda mucho por hacer hasta conseguir la igualdad hombre-mujer y la equiparación de sus derechos. «Ser deportista ya es una experiencia de desigualdad porque las condiciones respecto al sector masculino en general suelen ser bastante inferiores». Su inspiración profesional ha sido la jugadora Marta Soler, una mujer pionera en el hockey, y el 8M se lo toma como un día de profunda reflexión.

Lo mismo opina la psicóloga Claudia Tecglen, emprendedora, comunicadora y presidenta de Convives con Espasticidad, que además tiene parálisis cerebral. Ella afirma que las mujeres tienen un techo de cristal que hay que romper: «Los datos son los que son, las mujeres tenemos un techo de cristal y las personas con discapacidad si cabe, el doble o triple». Las cuidadoras de personas con discapacidad son sus referentes y heroínas, y afirma que ojalá se dejase de subrayar en el calendario el 8M porque significaría que la mujer ha alcanzado la igualdad.

En esa línea, la directiva Isabel Arrizabalaga, que trabaja en México, aboga por hacer hincapié del mensaje del 8M en países menos aperturistas o con férreas y limitantes leyes machistas: «En España estamos en una situación privilegiada en comparación con otros países que tienen mucho camino por recorrer». Ha tenido la suerte de no sufrir machismo en su trabajo en grandes compañías y startups internacionales y señala a su madre como su gran referente y la persona que la ha educado en la cultura del esfuerzo.

Para la responsable de Recursos Humanos de Capgemini España, Mercedes Águeda, el 8M es el momento perfecto para dar visibilidad a lo que les ocurre a las mujeres 365 días al año: «Hay que parar, mirar atrás, ver cuánto se ha avanzado y qué ajustes necesitamos hacer en el camino para eliminar la brecha de género». Cree que su equipo, de mayoría femenina y formado por tres generaciones diferentes, es su referente profesional y, pese a no haber sufrido machismo en el trabajo, siente que una de sus mayores responsabilidades es fomentar la igualdad. 

Si algo tienen en común las mujeres del especial #8MMásjefas es la necesidad de dar un mensaje positivo de esperanza. Así, la diseñadora María Lafuente apuesta por «difundir y apoyar la fuerza femenina desde nuestros trabajos y plataformas». De hecho, lo hizo en la presentación de su última colección, con un guiño contra la violencia de género y el impulso de la igualdad.

De igual manera, la chef con tres estrellas Michelín Carme Ruscadella anima a todas las mujeres a ser fuertes y abrirse paso sin importar el género. Criada en una familia de agricultores y comerciantes, las mujeres eran «la espina dorsal» de la economía familiar, por lo que nunca se sintió menos que los hombres: «La primera que debes protegerte eres tú. Debes sentirte con fuerza frente a lo que te propongas. Tener ambición profesional es licito y magnífico y lo pueden sentir los hombres y las mujeres».

Fuente Comunicae


Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico